mandalas1

El centro de un círculo es un punto, el cual  carece de dimensión y de lugar. No pertenece a nuestro mundo, es metafísico; porque en nuestro mundo todo tiene extensión, porque el mundo es forma. El punto lo contiene todo, sólo que en potencia nada más. De él nacen el círculo, la esfera y otras figuras, que son las formas en que se revela el punto.

El punto simboliza la unidad, la totalidad, la perfección. También simboliza a Dios.

Significan lo mismo: El punto y el círculo… Dios y el mundo… lo Uno y lo Múltiple…lo implícito y lo explícito…el contenido y la forma… lo metafísico y lo físico. Y así el humano precisa del mundo de las formas visibles para distinguir lo invisible en él. Dios se revela en el mundo. Así  distinguimos únicamente su creación que lo oculta a Él.

Servirse del mundo significa vivir en él, analizarlo conscientemente, para encontrar el punto en donde se unifica la multiplicidad. Cualquier cosa que hagamos, la hacemos siempre en busca del centro, nuestro centro.

Por eso, la danza, las procesiones y otras costumbres son una representación ritual de la vida humana: una tendencia a movernos alrededor del centro en busca de nosotros mismos.

Durante nuestra vida, todos “bailamos” siempre alrededor del centro, pero es menester que aprendamos a vivir las leyes de esa “danza” cada vez más conscientemente para acercarnos a Dios.

También es un rito delator de nuestra tendencia a irnos hacia el centro el hecho de dibujar o aplicar los colores en un mandala. Esta acción es una representación microcósmica de una pauta primordial eternamente vigente. No tratamos de pintar mandalas para que “quede bonito”, sino que procuramos hacer algo de manera consciente y que nos permita descubrir el todo en una parte, es decir a Dios en este mundo.

¿QUÉ ES UN MANDALA?


mandalas3mandalas22

Un mandala es un diagrama o representación esquemática y simbólica del universo: del macrocosmos y el microcosmos. Es de forma bidimensional o tridimensional, con diseños variados y figuras geométricas de diversos colores.
Representa al infinito, lo eterno, lo divino, lo trascendente y lo absoluto que hay en el interior de todo ser humano. Es un sistema ideográfico considerado sagrado, por ser contenedor de esencia.

Puede ser visto como un modelo para la estructura orgánica de la vida misma – un diagrama cósmico que nos recuerda nuestra relación con el infinito, el mundo que se extiende más allá y dentro de nuestros cuerpos y mentes,
describiendo tanto las realidades materiales como las no materiales.

Todo mandala lleva en algún lugar de su estructura un círculo. Contiene infinidad de otras formas geométricas concéntricas: diversos colores y contenidos que representan aspectos del mundo sutil, espiritual o mágico de quien los concibe.

No es necesario que sean sólo dibujos. Por ejemplo, en la India hay un gran número de templos realizados en forma de mandalas. Los diseños son muy variados, pero mantienen características similares: un centro y puntos cardinales contenido en círculos y dispuestos con cierta simetría.

 ORIGEN DEL MANDALA


Estamos rodeados por infinidad de mandalas. Algunos de ellos son propios y naturales del universo. Otros son creados a nivel del inconsciente colectivo, de la sabiduría espiritual o de la propia psiquis individual.

Algunos mandalas naturales son: los remolinos o vórtices de agua, de viento, la Vía láctea, el sol, la luna, los planetas; la anatomía de los erizos de mar, las anémonas, los corales; la concha del caracol,  que nos recuerda el remolino primigenio así como el laberinto, etc.

Algunos mandalas espirituales son: en China el  ying y yang, los trigramas del I-ching (el libro de las mutaciones). En la India el símbolo del mantra Om y el Sri Yantra. En América precolombina el Calendario Maya y el símbolo del Kultrún (tambor ceremonial de las Machis mapuches).

origen_mandala

El Evangelio de Juan dice que “en el principio era el Verbo”. Según los hindúes el principio fue un sonido; la palabra es un sonido y éste es un mandala, porque las ondas sonoras se propagan en forma esférica partiendo de un centro. También la chispa, el destello de luz, es un mandala, porque sus vibraciones se propagan también partiendo de un centro y de manera uniforme en todas direcciones.

El mandala hecho por humanos es originario de la India, pero también se encuentran representaciones geométricas simbólicas en otras culturas como los indígenas de América (Navajos, Aztecas, Incas…etc.) o los aborígenes de Australia.

De hecho, se encuentran mandalas en las raíces de todas las culturas, ya que viven en las raíces de todo ser humano. Siempre ese trata de una “danza” alrededor del centro. Las danzas mismas también reproducen los círculos y las espirales. Es una forma de conducta que inspira una fascinación especial y agrada a casi todos; además pueden conducir al éxtasis religioso y al alejamiento de este mundo.

En el principio, también la vivienda humana solía tener forma de mandala, como puede observarse todavía en el kral bantú o el tipi de los amerindios. En cambio nosotros nos hemos conformado en recintos paralelepípedos, lo cual manifiesta incluso exteriormente nuestro materialismo. Los edificios religiosos, en cambio, siempre y en toda época revisten figura mandálica; es decir, con elementos que giran alrededor de un centro.

mandalas-indiamandalas7

 

La mayoría de los juegos giran alrededor de un centro. Los rosetones de la arquitectura gótica son otros ejemplos del principio del movimiento alrededor de un punto.

mandalas8

 

La rueda y el sol, los cuales son circulares, fueron concebidos como símbolos de la divinidad. La rueda pasó a simbolizar luego todos los fenómenos cíclicos. El hombre de Cromañón que vivía en el valle de Ariége (Francia) eligió como templo una cueva de muy difícil acceso seguramente por su forma circular, que hizo de ella una especie de catedral natural (la caverna de Niaux).

Indudablemente los rosetones ejercen sobre nosotros cierto efecto, como si emanara de ellos una especie de irradiación y nos la transmitieran de algún modo. El orden formal del rosetón, partiendo de la figura central en el vidrio, las formas y los colores, el emplomado y la estructura exterior de piedra, viene a crear un todo armónico. Y esa armonía del todo es evidentemente lo que nosotros percibimos.

mandalas9

 

Los maestros de obra del gótico utilizaron deliberadamente el mandala, porque apenas se encontraría un símbolo más indicado para significa el carácter cíclico de la creación y el vínculo entre transcendencia (en el centro) y polaridad (en la periferia de la rosa).

Tal como sucede en el plano material, nuestra evolución espiritual arrastra asimismo las imágenes y las experiencias de nuestra larga historia como especie. Por lo que no debemos extrañarnos cuando hallemos dentro de nosotros mismos imágenes de la unidad, del Paraíso que otrora abandonamos. Pues esas imágenes de la unidad son los mandalas. De donde se desprende con claridad que éstos deben hallarse presentes en todos los humanos y en todas las culturas, por tanto, a manera de herencia espiritual colectiva de toda la humanidad.

La rueda de la Fortuna es otro elemento que nos fascina. Nos dice…que todo lo que sube ha de volver a bajar, y lo que está en baja volverá a subir. Es ésta una ley esotérica antiquísima, o por mejor dicho intemporal, que se aplica tanto a las culturas como a las eras históricas, las formas artísticas, las naciones, los individuos, las coyunturas económicas, las corrientes de la moda y las tendencias del gusto. Así el mandala nos muestra el movimiento de la historia y también el de su pronto destino a través del tiempo.

mandalas10

 

Una observación muy interesante: No hace tanto tiempo, la estructura mandálica del átomo, así como la de la célula y la de las nebulosas espirales, nos eran desconocidas. Pero, ¿significaba eso que no existían? Existían, indudablemente, y también hallamos sus representaciones en las ventanas circulares del estilo gótico e incluso en tiempos más antiguos.

Esta vez, cuando coloree o construya un mandala (espiritual-artificial), observe cómo todas las formas de este mandala nacen del centro y mantienen la referencia a ese punto medio imaginario, así como ocurre con todos los mandalas naturales que el universo nos ofrece.

EL UNIVERSO MANDÁLICO


Es muy probable que esta universalidad (totalidad, generalidad) de las figuras mandálicas se deba al hecho de que las formas concéntricas sugieren una idea de perfección y de que el perímetro del círculo evoque el eterno retorno de los ciclos de la naturaleza. En los rituales mágicos es frecuente la separación de un espacio sacro respecto de uno profano mediante los círculos mágicos que encierran un espacio sagrado.

mandala11

Esta universalidad de los mándalas es expresión probable de lo inconsciente colectivo (herencia espiritual de la evolución de la humanidad). El centro del mándala representa a la totalidad del hombre, su individualidad, que el sujeto intenta lograr perfeccionar.

Los mandalas representan la totalidad de la mente, abarcando tanto el consciente como el inconsciente. El arquetipo (modelo) de estos dibujos se encuentra firmemente anclado en el subconsciente colectivo.

Un mandala da la idea de una forma perfecta que produce una eficaz armonización cuerpo – espíritu. La perfección de esa estructura debe influir similarmente sobre la nuestra.

El modelo de el «círculo con un centro» es la estructura básica de la creación que se refleja desde lo micro a lo macro en el mundo como lo conocemos. Se trata de un patrón que se encuentra en la naturaleza y se ve en la biología, la geología, la química, la física y la astronomía. En nuestro planeta, los seres vivos están hechos de células y cada célula tiene un núcleo, todos los círculos tienen centros. Los cristales que forman el hielo, rocas y las montañas están hechos de átomos. Cada átomo es un mandala. Dentro de la Vía Láctea de nuestra galaxia el centro es nuestro sistema solar y dentro de nuestro sistema solar, es la Tierra. Cada uno es un mandala que es parte de otro mandala.

mandla14images15

 

Las Flores, los anillos que se encuentran en los troncos de los árboles y los espiral hacia fuera y hacia adentro de un caracol reflejan los primeros patrones de mándalas. Siempre que se encuentra un centro que irradia hacia el exterior y hacia el interior es un mandala.

La mayoría de las culturas posee configuraciones mandálicas, frecuentemente con intención espiritual: mandalas en el arte cristiano medieval, ciertos laberintos en el pavimento de las iglesias góticas, mándalas de vitral en las mismas iglesias; los diagramas de pueblos nativos, etcétera. Los círculos conceptuales de amigos, familia y comunidad también sugieren mandalas.

En general, los mandalas representan la creación.

TIPOS DE MANDALAS


Mandalas de lapiz y papel

mandala-de-lapiz-papel

Mandalas de tela
Colocado en un marco de madera

mandalas-de-tela

Mandalas de Arena

mandalas-de-arena

Mandalas tridimensionales

mandalas-tridimensionales

Tanto los indios navajos y monjes tibetanos crearon mándalas de arena para demostrar la permanencia de la vida, ya que dichos mandalas duraban poco.

En el antiguo Tíbet, como parte de una práctica espiritual, los monjes crearon intrincada mándalas con arena de colores de piedras trituradas. La creación de un mandala de arena requiere de muchas horas y días. Cada mandala contiene muchos símbolos que deben estar perfectamente reproducidos cada vez que el mandala está creado.

CONSTRUCCIÓN DE UN MANDALA


El punto de inicio principal es el centro, que representa el propio yo, hacia el cual las energías exteriores son atraídas y, en el acto de dibujar, las propias energías del participante se desarrollan y también se dibujan.

mandalas111

En su creación, una línea se materializa desde un punto. Otras líneas se dibujan hasta que ellas se intersecan, creando diseños geométricos triangulares. El círculo que se dibuja alrededor representa la conciencia dinámica. El cuadrado periférico simboliza el mundo físico orientado en cuatro direcciones, representado por las cuatro puertas; y el área central o más cercana al  centro es la residencia de la deidad.

En su forma más común, el mandala aparece como una serie de círculos concéntricos.  Cada mandala tiene a la divinidad residente alojada en la estructura cuadrada situada concéntricamente dentro de estos círculos. Su forma cuadrada perfecta indica que el espacio absoluto de sabiduría no tiene imperfección.

Esta estructura cuadrada tiene cuatro entradas elaboradas. Cada una de estas entradas puede adornarse con campanas, guirnaldas y otras formas decorativas.

Se  pueden desarrollar mándalas sobre un papelógrafo y con marcadores crayolas sobre papel. También se pueden realizar en tiza sobre el piso. Otros materiales para colorear son: acuarela, tintas, crayolas, lápices de colores etc.

A veces sólo es necesario un sencillo compás, una regla y un lápiz. Se comienza por donde todo comienza; por el centro.

Lo principal es asegurar la simetría del mandala. Para conseguirlo conviene proceder nivel por nivel, concéntricamente, de dentro afuera. Que vaya creciendo. Cuando hayamos terminado la estructura de dibujo, naturalmente lo iluminaremos.

SIGNIFICADOS DE LAS FORMAS


Los mandalas no son simples dibujos de colores. Se ha logrado descubrir que todos los elementos que en ellos se integran tienen un significado:

Círculo: Movimiento. Lo absoluto. El verdadero yo.
Corazón: Sol. Amor. Felicidad. Alegría. Sentimiento de unión.
Cruz: Unión del cielo y la tierra. Vida y muerte. Lo consciente y lo inconsciente.
Cuadrado: Procesos de la naturaleza. Estabilidad. Equilibrio.
Estrella: Símbolo de lo espiritual. Libertad. Elevación.
Espiral: Vitalidad. Energías curativas. Búsqueda constante de la totalidad.
Hexágono: Unión de los contrarios.
Laberinto: Implica la búsqueda del propio centro.
Mariposa: Autorenovación del alma. Transformación y muerte.
Pentágono: Silueta del cuerpo humano. Tierra, agua, fuego.
Rectángulo: Estabilidad. Rendimiento del intelecto. La vida terrenal.
Triángulo: Agua, inconsciente (hacia abajo); vitalidad, transformación (hacia arriba); agresión hacia uno mismo (hacia el centro)

SIGNIFICADO DE LOS COLORES


El uso de los colores en los mandalas también tiene un significado especial. Su uso está relacionado con el estado de ánimo de quien los pinta o dibuja.

He aquí el significado de cada tonalidad:

Blanco: nada, pureza, iluminación, perfección.
Negro: muerte, limitación personal, misterio, renacimiento, ignorancia.
Gris: neutralidad, sabiduría, renovación.
Rojo: masculino, sensualidad, amor, arraigamiento, pasión.
Azul: tranquilidad, paz, felicidad, satisfacción, alegría.
Amarillo: sol, luz, jovialidad, simpatía, receptividad.
Naranja: energía, dinamismo, ambición, ternura, valor.
Rosa: aspectos femeninos e infantiles, dulzura, altruismo.
Morado: amor al prójimo, idealismo y sabiduría.
Verde: naturaleza, equilibrio, crecimiento, esperanza.
Violeta: música, magia, espiritualidad, transformación, inspiración.
Oro: sabiduría, claridad, lucidez, vitalidad.
Plata: capacidades extrasensoriales, emociones fluctuantes, bienestar

UTILIDAD DE LOS MANDALAS


Los mandalas nos guían directamente, y es fácil concentrar nuestra atención en ellos. La facilidad de acceder a los mandalas (dibujos) a través de diversos medios (como Internet) y su simpleza como práctica hacen que se pueda trabajar con ellos de tres formas diferentes:

  • Observando el mandala.
  • Coloreando un mandala.
  • Creando su propio mandala desde el principio.

En resumen, los beneficios de dibujar o pintar mandalas son:

  • Comienzo de un trabajo de meditación activa.
  • Contacto con tu esencia.
  • Aumenta tu creatividad.
  • Te expresarás mejor con el mundo exterior.
  • Ayuda a expandir tu conciencia.
  • Desarrollo de la paciencia y la memoria.
  • Despertar de los sentidos. Es probable que comiences a ver lo que está a tu alrededor con otros ojos.
  • Empiezas a escuchar la voz de tu intuición.
  • Te aceptarás y te querrás más.
  • Te curarás física y psíquicamente.
  • Ayuda a ver claramente los aspectos internos de su vida que deben ser ordenados tanto al nivel de sus centros de energía sutil “chakras”, como de su vida material, psicológica, emocional, vocacional y espiritual.
  • Mejoras tu concentración.

EJEMPLO DE MEDITACIÓN CON MANDALA


ejemplo-meditacion-mandala

Siéntese con la espalda erguida, pero en postura cómoda, y contemple uno cualquiera de sus mandalas coloreados, colocado a la altura de los ojos y no demasiado alejado. A partir de este momento, no hay que hacer nada más que contemplar el mandala. Ni hace falta mirarlo con especial intensidad, ni esforzándose demasiado: limítese a mirarlo contemplando en todo momento el mandala entero. Y cada vez que se dé cuenta de que sus pensamientos  quieren apartarse de lo que está viendo, limítese a retornar con la conciencia al centro del mandala. Hacerlo durante veinte minutos.

Donde quiera que le haya conducido esta meditación, o cualesquiera que sean las cosas que usted haya vivido en ella, siempre se habrá encontrado a sí mismo, a sus creaciones propias. A medida que practique con asiduidad tales ejercicios, usted irá acercándose cada vez más al centro: el suyo y el del mandala, puesto que todos son Uno.

BENEFICIOS DE LA MEDITACIÓN CON MANDALAS


Reduce el estrés, combate la depresión, mejora la memoria, ayuda a superar fobias, permite expresar sentimientos y estimula la creatividad.

Las técnicas de meditación son activadoras y regeneradoras de distintas áreas del cerebro, por lo que resultan de utilidad como tratamiento para enfermedades causadas por daños neurológicos y otras afecciones físicas, ya que estimulan el sistema inmunológico, reducen el dolor y disminuyen la presión arterial.

Asimismo son empleados en las actividades de fisioterapia dirigidas a personas afectadas por disfunciones somáticas u orgánicas, puesto que la sencilla actividad de colorear mandalas pone en funcionamiento mecanismos físicos (la vista, el tacto, los músculos que dirigen el movimiento del trazo), mentales (la elección del color, su disposición, el acto creativo) y psicológicos.

Otros usos

 

mandalas--

 

Se utiliza la fuerza de los mandalas para la concentración,   activación de la energía positiva, energetización de un lugar,  meditación profunda para elevar el nivel de conciencia, expandir la capacidad de la mente y la memoria,  etc. Se utilizan mandalas dentro de las casas para  mejor captación de la energía  y crear ambiente de armonía y balance,  o para transmutar la energía negativa en positiva.

Hay varias formas de mandalas que se utilizan para atraer abundancia  y prosperidad al negocio,  para fortalecer la salud, para proteger de las energías negativas del entorno.  En algunos lugares se continúan utilizando los mandalas preparados con hilos de colores y plumas.

MANDALAS PARA LOS SIETE CHAKRAS

siete-chakras

 

Los chakras son siete centros de energía (invisible e inmensurable) situados en el cuerpo humano. Cada chakra se correlaciona con un área específica del cuerpo y genera un impulso determinado.

Los mandalas para expansión de los chakras  han sido extraídos de libros muy antiguos.  Estos mandalas son especiales para activar las capacidades de cada uno de los chakras e incrementar  la captación de energía positiva con equilibrio.   El mandala trabaja  enviando impulsos a la mente interna, en forma similar como lo que hoy se conoce como publicidad subliminal,  tiene un mensaje oculto,  pero llega a los receptores del cerebro, en donde se procesa y se obtiene una reacción.

Por ejemplo, si una persona  acostumbra actuar en forma agresiva,  nuestro sentido común nos indicaría que requiere de tener más tolerancia hacia los demás, amor hacia sí mismo,  paciencia  y pasividad. Por lo tanto, es recomendable que haga la visualización  del mandala de color naranja, así como  el azul,  un mandala a la vez,  durante el tiempo que sea necesario hasta que la reacción  positiva se logre.

MANDALA COLOR ROJO

mandalasc

 

Envía estímulos a todo lo relacionado con el nivel del primer chakra

  • Impulsa la fuerza vital a todo el cuerpo
  • Incrementa la auto confianza y seguridad en si mismo
  • Estimula el dudar de si mismo
  • Permite controlar la agresividad, y evitar querer dominar a los demás

En el aspecto físico, proyecta energía vital a:

  • La parte inferior del cuerpo
  • Suministra fuerza a los órganos reproductores.
  • Esencia de supervivencia

MANDALA COLOR NARANJA

madalacc

 

Envía estímulos a todo lo relacionado con el nivel del segundo chakra :

  • Fomenta la tolerancia para socializar y proyectarse con toda la gente
  • Incrementa la autoestima, Ayuda a enfrentar todos los retos para la evolución de la persona
  • Enseña a utilizar los éxitos o fracasos como experiencias y aprendizajes
  • Propicia energía positiva para llevar a cabo los proyectos o las metas

En el aspecto físico, proyecta energía vital a:

  • Intestino delgado y Colon
  • Todos los procesos metabólicos,
  • Los ganglios linfáticos inferiores

MANDALA COLOR AMARILLO

mandala-amarillo

 

  • Envía estímulos a todo lo relacionado con el nivel del tercer chakra,
  • Ayuda a liberar los miedos internos.
  • Permite manejar con balance el ego, las desilusiones, todo lo que afecta emocionalmente.
  • Ayuda a canalizar mejor la intelectualidad

En el aspecto físico, proyecta energía vital a:

  •  aparato digestivo,
  • hígado, vesícula ,
  • páncreas, bazo, riñones.

MANDALA COLOR VERDE

mandala---

 

  • Envía estímulos a todo lo relacionado con el nivel del cuarto chakra,
  • Proyecta tranquilidad y balance en lo sentimental
  • Permite expresar los sentimientos mas libremente
  • Expande el amor interno hacia uno mismo y los demás.
  • Ayuda a liberarse del apego a las posesiones o las falsas excusas
  • Es el filtro del equilibrio en todo el cuerpo.
  • Ayuda a controlar el sentido de posesión y los celos.

En el aspecto físico, proyecta energía vital a:

  • sistema circulatorio,
  • cardiovascular
  • corazón.

MANDALA COLOR AZUL

mandala-azul

 

Envía estímulos a todo lo relacionado con el nivel del quinto chakra.

  • Ayuda a exteriorizar lo que se lleva por dentro, permitiendo evolucionar a medida que se van dando cambios en la vida de la persona.
  • Evita la frustración y la resistencia para comunicarse la gente.
  • Permite tener tolerancia a los pensamientos de los demás.

En el aspecto físico, proyecta energía vital a:

  • sistema respiratorio superior e inferior,
  • pulmones, garganta, traquea
  • ganglios linfáticos superiores,
  • ayuda a evitar las alergias y padecimientos de la piel.

MANDALA COLOR ÍNDIGO

mandala-indigo

 

Envía estímulos a todo lo relacionado con el nivel del sexto chakra,

  • Ayuda a comunicarse con el ser interno, abriendo la intuición
  • Permite aprender a dejar fluir los mensajes del cerebro, conectando directamente a la inteligencia de la conciencia cósmica.
  • Fomenta el control mental y expande los canales de recepción para percibir la verdad en cualquier cosa o nivel de vida.
  • Estimula la confianza en ser guiado por su propio sentido interior.

En el aspecto físico, proyecta energía vital a:

  • cerebro, sistema nervioso
  • sistema muscular y óseo.

MANDALA COLOR VIOLETA

mandala-violeta

 

Envía estímulos a todo lo relacionado con el nivel del séptimo chakra,

  • Proyecta el contacto del espíritu con la conciencia profunda del cosmos.
  • Expande al poder creativo desde cualquier ángulo, música, pintura, poesía, arte, permitiendo a la persona a expresar su visión de la realidad y su contacto con la fuente primordial, el creador del universo.

Ayuda a no ser extremista o absolutista, con el fin de expandirse explorando las dimensiones de la imaginación y el conocimiento

TERAPIA CON LOS MANDALAS


El uso de los mandalas sobrepasa el ámbito del pensamiento y la meditación budista, y ahora se considera una herramienta terapéutica.

Los mandalas es una forma sencilla, eficaz y barata de llegar a la meditación que día a día va ganando fuerza. La terapia sólo consiste en prestar atención al ejercicio de pintar el mandala.

El pintado de mandalas desencadena un proceso de interiorización que lleva a que tengamos más paz interior. Al prestar atención al dibujo  del mandala conseguimos hacer que nuestra mente se detenga.

También podemos observar un mandala que ya está pintado. Para elegirlo tenemos que observar varios y nos daremos cuenta como nos “llama” el que es más adecuado para nosotros. Incluso podemos incluir el arte de los mandalas para atraer lo que deseamos a nuestra vida (Ley de Atracción).

Es posible pintar el mandala sin tener que dibujarlo porque hoy a través de internet se pueden encontrar muchos mandalas para colorear. Tienes que elegir el tuyo y pintarlo con acuarelas, ceras, lápices de colores o rotuladores. Se comienzan a pintar desde adentro hacia afuera.

terapia-con-mandalas

 

Esta técnica es muy recomendada para niños y para aquellas personas que se encuentran perdidas y sin rumbo, bloqueadas mentalmente y que no saben meditar porque se ponen muy nerviosas. A través del mandala podrán encontrar la paz. Al pintar intervienen tanto la parte más emocional como la más intelectual de nuestro cerebro.

CONCLUSIONES


  • El universo es rico en mandalas naturales y espirituales (hechos por el hombre).
  • Los mandalas pueden ser bidimensionales o tridimensionales. En su elaboración pueden participar los siguientes materiales: tela, arena, colores, crayolas, tiza, lápices, regla, compás, madera, etc.
  • Cada forma y color utilizados en la elaboración o pintado de mandalas tiene un significado.
  • Usted puede dibujar, pintar o simplemente observar mándalas. Con cualquiera de esas alternativas se obtiene obtener salud física y mental. Se obtiene la satisfacción de disfrutar el proceso de autodescubrimiento y un bálsamo para curar nuestras heridas y mejorar nuestra autoestima.
  • Desde el punto de vista de la Energía Universal (bioenergía), los mandalas  también se usan para activar la energía de los siete chakras.
  • Permiten ampliar la consciencia y concentración, y encontrar un símbolo personal más inherente a la persona en su proceso de individuación.
  • Los mandalas permiten hablar a través del arte de lo que es difícil poner en palabras y expresar de manera constructiva todo aquello que contiene el círculo. En ellos se vuelcan los fantasmas del yo profundo, los descubrimos, y luego nos liberamos. Porque los símbolos son, por un lado, la expresión primitiva de lo inconsciente y, por otro, una idea que corresponde al más alto grado de intuición que pueda ser dado a la consciencia.
  • Los mandalas individuales presentan una riqueza ilimitada de símbolos o alusiones simbólicas. Son instrumentos de concentración, meditación y visión introspectiva, que permiten realizar la experiencia interna de un refugio seguro, de reconciliación y de totalidad.
  • Los mandalas son la consecuencia última del intento del hombre por imitar a la naturaleza en sus patrones de orden, mediante la armonía, el equilibrio y la unificación; dando forma a la realidad, la cual puede ser comprendida desde el centro de la misma, es decir, desde el interior de quien la percibe.
  • Los mandalas sirven para reconocer la identidad personal, identificar los valores, la cultura, los orígenes, la familia… ¿quién soy y de dónde vengo? Son preguntas que los/as adolescentes empiezan a formularse y a buscar respuestas. Por medio de los mandalas se provoca la reflexión sobre la identidad plasmándola artísticamente. En grupo también se puede realizar un mandala común en el que todos y todas tengan su lugar. Además, por medio de esta práctica se espera incluir las emociones y los conflictos como herramientas de crecimiento personal y base del respeto mutuo.