Todas las personas, en mayor o menor medida, sufren en algún momento de su vida la agobiante sensación de entrar, de forma espontánea e irrefrenable, en una competición con el otro en la que siempre se pierde.

«¿Por qué él y no yo?», se pregunta el envidioso que no acepta el triunfo ajeno, Entonces, por todos los medios, el envidioso busca la caída de su competidor, impulsado por esa creencia innata de que nadie es tan capaz y perfecto como uno mismo.

¿Qué es envidia?


Es el sentimiento o estado mental humano en el cual existe dolor o desdicha por no poseer uno mismo lo que tiene el otro, sea en bienes, cualidades superiores u otra clase de cosas.

Lo que no le agrada al envidioso es la felicidad en ese otro. Si envidioso fracasa, él busca que al otro le vaya peor. La envidia produce una insalvable amargura. No existe la envidia sana.La envidia es una sensación que afecta más a los frustrados.

Características de la envidia


  • La persona envidiosa no suele reconocer su envidia.
  • Hay una constante comparación con otros.
  • Un sentimiento de inferioridad e inseguridad.
  • Si el envidioso tiene alguna limitación personal, la asocia con un signo de debilidad. Por eso no reconoce su debilidad.
  • El envidioso no se preocupa mucho de su propia vida, sino que siempre está pendiente de la vida de otros.
  • Cuando hay sentimientos de envidia, la vidaestá llena de confusión, desorden y desprecio. Ninguna buena acción proviene de la envidia.

Un envidioso merece compasión


Puedes inferir lo que el envidioso necesita a partir de lo que envidia; porque la vida de una persona envidiosa gira sobre lo que desearía, sobre lo que no tiene, sobre lo que le falta. La insatisfacción y el vacío es un continuo que le impide gozar de su vida real. La tristeza y el pesimismo le privan de la espontaneidad y la alegría. No sabe reírse con otras personas ni de sí mismo. Sólo lo hace con mofa y desprecio hacia los otros.

Consecuencias de la envidia


Este comportamiento generaansiedad generalizada, trastornos del apetito y sueño y diversas alteraciones dependiendo de cada persona. Incidirá también en su actitud ante la vida, moldeando unas formas de convivencia en relación con los otros que van desde figurar como la constante «víctima», hasta mostrarse continuamente a la defensiva, actitud que se traduce en maneras irónicas, altaneras, frías, distantes y en ocasiones hirientes, de menosprecio y crítica negativa. Sentir envidia es un desperdicio de energía y tiempo.

Cómo afrontar la envidia en nuestras vidas


  • Favorecer la confianza básica en uno mismo y en los demás.
  • Acepta y permítete sentir la envidia por un momento; no te autocritiques por ello es algo muy normal y humano.
  • Conocer las limitaciones y potencialidades que tenemos, aceptándonos como somos.
  • Pensar que hay cosas que podemos cambiar y otras que no.
  • Aprender a valorar con precisión la propia competencia, sin infravalorarse ni sobrevalorarse.
  • Acostumbrarse a centrar la atención en los aspectos más positivos de la realidad.
  • Estimular la empatía, es decir, la capacidad para ponerse en el lugar del otro.
  • Establecer relaciones adecuadas y satisfactorias con los iguales.
  • Aprender a aceptar las diferencias sociales y adquirir habilidades para elegir adecuadamente con quién, cómo y cuándo compararse.
  • Aprender a aceptar también el éxito de otros.
  • Analizar el progreso personal mediante la comparación consigo mismo, no con otros.
  • Aprender a dar y pedir ayuda, a colaborar y compartir. Permite adquirir habilidades con las que resolver los conflictos que origina la envidia.
  • Examinatu corazón.Descubre la verdadera causa de tu envidia. Tal vez es el temor de perder algo.
  • Participa en actividades en equipo, donde te veas obligado a compartir tareas, y por tanto éxitos y fracasos, De este modo aprenderás a compartir la alegría del éxito con otros, y a reconocerles sus méritos, al igual que verás que los fracasos se pueden remontar, y es mucho más fácil si uno se apoya en otros y lo admite, que si lo oculta por temor a ser rechazado.

Consejos


  • Si tienes a tu lado una persona muy envidiosa, lo mejor es que te alejes. Incluso aleja toda manifestación de envidia dentro de tu familia. La envidia que vemos en otros es muy contagiosa, pero al mismo tiempo causa vergüenza.
  • Aleja todo ambiente de comparacióndentro de la familia. el afecto recibido por cada miembro de la familia debe ser incondicional.
  • No consintamos al niño demasiado. hay que enseñarle a alabar los triunfos de otros. Enséñale a perder.
  • Aleja a los niños de la publicidad perjudicial y, si no es posible, explícale el trasfondo de esa publicidad. Diles que a veces se falsea la realidad para obtener beneficios económicos. Hay anuncios que dicen “con tu coche provocarás envidias”, “tienes una figura envidiable”, “tanto tienes tanto vales”.

Conclusión


  •  La envidia es una característica de la especie humana, asociada a la lucha por la supervivencia. Es lo primero que se debe aceptar.
  • Si no la manejamos apropiadamente, es un gran desperdicio de energía y tiempo.
  •  La envidia suele producirseal sentimos disminuidos cuando algo bueno le pasa a otra persona. La envidia no nos sirve de nada, nos mantiene infelices y atascados sin poder avanzar libremente.
  •  Las personas más envidiosas son como algunos ciegos que necesitan bastante apoyo para avanzar.
  • Generar envidia es una de las estrategias de gran parte de la publicidad que nos rodea. Los empresarios saben que, por envidia, mucha gente estará ansiosa de comprar determinado producto.
  • La única ventaja de la envidia es que con ella podemos reconocer que tenemos una falta completa de aceptación de nosotros mismos y una baja autoestima. Es una oportunidad para poder comenzar a aumentar nuestra autoestima.