el-secreto

Hay leyes naturales que rigen nuestro universo. Esta vez compartiré contigo una ley que pocos conocen. Es la ley que denomino “Ley de atracción” (también llamada ley del amor). En otras palabras, significa que nosotros atraemos (creamos) personas, circunstancias o acontecimientos para hacer posible lo que deseamos.
Desde que sabemos que la masa y energía son equivalentes, estamos más convencidos de que todo, incluso nosotros mismos, somos energía. El propio pensamiento es energía y se puede probar con el simple hecho de admitir que cualquier pensamiento es el origen de una acción.
Cuando entiendas mejor la Ley de La Atracción verás que ésta influye en tu vida. Mejor dicho, tú te gobiernas con tus propios pensamientos. Eres tú mismo quien activa esta Ley.

Lo semejante busca lo semejante


Cuando dos cuerpos vibran con frecuencias semejantes entran en resonancia, es decir, se mueven al unísono. Cualquier científico lo sabe. Cada vez que piensas, desde tu interior emites vibraciones. Determinado tipo de pensamiento “atrae” inmediatamente más pensamientos semejantes de alguna otra parte del universo, pues es fácil entrar en resonancia con éstos (Ley de atracción). Cuando más te concentras, mejores son las vibraciones de respuesta para ese pensamiento.
Esta atracción de pensamientos semejantes es tan efectiva que convierte a tus propios pensamientos en verdaderas experiencias de tu vida. Por esta razón, si quieres cambiar algo en el universo, primero tienes que procurar cambiar de frecuencia con un cambio de pensamientos.

Es preferible tener pensamientos buenos


Sólo podrás tener lo que quieres si piensas más en lo que realmente quieres, porque la ley de atracción es clara y te da lo que estás pensando. Como la ley de la atracción te da sólo lo que piensas y, estoy seguro, prefieres cosas buenas, procura liberarte de pensamientos negativos. Recuerda siempre que, cada vez que piensas prolongadamente, estás creando y preparando terreno para futuros acontecimientos. Algo pasará de acuerdo a lo que pensaste.

Tu mente tiene poder


No es que tenemos poder para crear objetos en un instante, sino que tus pensamientos mueven objetos, personas y circunstancias para darte lo que quieres. Todo ya se encuentra en alguna parte del universo. Lo único que tenemos que hacer es imaginar de manera particular.
Te advierto que este poder puede actuar para beneficiarte o para perjudicarte. Cuidado con lo que piensas. Las imágenes que te son devueltas por tu manera de pensar se convierten en verdaderas experiencias de tu vida. Pero hay una buena noticia, los científicos han probado que los pensamientos positivos son mucho más poderosos que los negativos. No es necesario largas horas de meditación. Es suficiente con pocos minutos. Con ello podrás controlar en gran medida tus pensamientos.

¿Quieres una explicación más clara?


Pues bien, todo lo que ocurre alrededor tuyo en este momento lo has traído tú mismo por medio de tu pensamiento. Tal vez te digas: es muy difícil tener mejores pensamientos para que me vaya mejor. Pero podemos controlar los pensamientos con  nuestros sentimientos, porque ellos nos permiten saber la calidad de nuestros pensamientos. Los sentimientos nos pueden ayudar a crear nuestra vida. Ellos te indican inmediatamente lo que estás pensando.
Te sientes bien o mal, de acuerdo a la clase de pensamientos que tienes. Cuando tienes pensamientos positivos te sientes bien. Una condición para que consigas todo lo que quieras es: sentirte bien.
No te preocupes ni tengas miedo. De lo contrario sólo atraerás más de lo mismo.
Repito: Si te sientes bien, es porque estás teniendo buenos pensamientos. Si te sientes mal es porque tienes malos pensamientos. Es importante sentirse bien, porque en realidad siempre obtienes lo que sientes, no lo que piensas.
Ocurre esto: Cuando cambias un pensamiento en realidad cambias de frecuencia. La ley de atracción te avisará del cambio de frecuencia mediante un cambio de tus sentimientos. Además te devolverá esa misma frecuencia con nuevas imágenes y experiencias de tu vida.
Por esta razón puedes aprovechar tus sentimientos, haciéndolos más intensos, prolongados y positivos durante tus momentos de soledad. Eres tú mismo quien elije tus pensamientos y sentimientos.

La mejor frecuencia es la del amor


Tu vida entera se transformaría positivamente si pudieras amar a todas las personas y cosas. Atraerás todo lo positivo. Lo contrario ocurre si no hay amor. Si deseas el mal de alguien sólo te perjudicas a ti mismo. Cuanto más amor sientas, más poder tendrás y moverás el  universo a tu favor.
La combinación de pensamiento y amor forma una pareja invencible.

CÓMO SE USA ESTE SECRETO


Cuando procedes de la manera correcta se pone en marcha el Universo, a través de todo lo que te rodea: personas, circunstancias y acontecimientos, para hacer realidad tus deseos.

En primer lugar, pide
Una vez que das a conocer tu deseo claramente, el universo responderá a tus pensamientos.

En segundo lugar, ten fe
Es mucho mejor si emites la frecuencia del sentimiento de haberlo recibido (fe), para que vuelvan todas esas imágenes a tu vida.
Nunca intentes averiguar cómo sucederá. Eso ya es una señal de poca fe. Esto te puede traer pensamientos negativos y no lograrás nada.

En tercer lugar, recibe
Siéntete como te sentirías al ver tu deseo hecho realidad, para ponerte en una frecuencia favorable. Si verdaderamente crees que ya has recibido lo que quieres, lo recibirás.
Cuando actúas como si ya lo hubieras recibido, es maravilloso porque estás en la frecuencia de recibir.
Cuando imaginas con todo tu sentimiento que estás recibiendo tu deseo, te conviertes en un imán que mueve las cosas hacia sí y a su vez las cosas que quieres se moverán hacia ti.

¿Cuándo lograré lo que quiero?
Como no existe el tiempo ni el tamaño en el Universo, todo depende de tus pensamientos. Algunas personas parecen tener suerte, y logran cuanto antes lo que quieren. Es que han tenido un buen enfoque de sus pensamientos o han estado muy convencidas de lograr lo que querían.

Tú mismo puedes crear tu propio futuro
Nuestra forma de pensar siempre está “arreglando” las cosas buenas o malas que te sucederán.
Tú puedes determinar cada acontecimiento de tu vida con tus pensamientos. De este modo, poner a actuar las fuerzas universales a tu favor y creas intencionalmente tu vida.

PROCEDIMIENTO EFICAZ


Tú eres libre. No te sometes a la Ley de la Atracción; ella siempre obedece a tus pensamientos y, cuando éstos son acompañados por la fe, es decir, cuando tienes gran expectativa, pones en juego una fuerza atractiva y poderosa que atrae las cosas hacia ti.
Puedes crear tus acontecimientos futuros justamente como deseas,  si enfocas tus pensamientos y sentimientos de la manera correcta.

Primero, sé agradecido
El universo actuará a tu favor si le agradeces. El sentimiento profundo de la gratitud es favorable, intenso y está muy relacionado con el amor.
Convierte la gratitud en tu forma de vida, y verás cómo cambian las cosas pronto. Incluso los ricos muestran gran gratitud, y les sigue yendo mejor.
El no sentirse agradecido es una emoción negativa. Por eso nunca dejes de agradecer. Incluso al dar las gracias como si ya hubieras recibido, estás emitiendo una poderosa señal y recibirás lo que quieres.

Segundo, visualiza
Es decir, imagina intensamente, como si lo que quieres ya está sucediendo. El universo se moverá de acuerdo a esas imágenes, y te dará lo que quieres. Es mucho mejor si la imaginación se acompaña con sentimientos igualmente positivos e intensos. Porque el sentimiento crea ese estado especial llamado “atracción”.
No te preocupes; sé que es difícil enfocar el pensamiento en imágenes estáticas; por eso puedes crear mucho movimiento en tus imágenes. Así es más fácil.

Tercero, deja que la ley actúe
La ley de la atracción pone en movimiento a las personas, las circunstancias y los acontecimientos por todo el Universo para hacer posible lo que tú quieres. Para favorecer el cumplimiento de la ley de atracción, no permitas que un pensamiento de duda entre en tu mente; de lo contrario, pronto vendrá una duda tras otra.

PUEDES ATRAER DINERO


Para ello enfócate en la riqueza. Pero, cuidado. Si todavía sientes que no tienes suficiente, ya estás pensando negativamente. Utiliza tu imaginación y aplica el procedimiento eficaz que mencioné arriba. Incluso al comportarte como si tuvieras dinero te sentirás mejor, tendrás mejores pensamientos y el dinero empezará a fluir hacia ti.

Manera de atraer la abundancia
Evita pensamientos, sentimientos o emociones negativas porque éstos bloquean que lo bueno llegue hasta ti. Es preferible tener más pensamientos de abundancia.
Enfoca tus pensamientos hacia el resultado que quieres, dando gracias y sintiéndote feliz por adelantado. Ten fe. Así atraerás todo lo que te aporta dicha y felicidad porque la Ley de la Atracción reflejará tus pensamientos y sentimientos más íntimos.

Enfócate en la abundancia
Al imaginar algo que tú quieres pide con toda tu fe. Irás cambiando  y empezarás a sentirte mejor. Estarás seguro de que puedes comprar esas cosas, y las imágenes de tu vida cambiarán. Cuando dentro de ti estás seguro de que ya eres rico los resultados se producen rápidamente.
Los que ya son prósperos han tenido los pensamientos correctos para atraer la riqueza. Pensando de esa manera ellos han emitido una frecuencia que se ha convertido en las imágenes de la experiencia de su vida.

Al dar dinero recibes
Si das con fe, empezarás a recibir. El acto de dar es hermoso y por la ley de la atracción tendrás más.
Recuerda que primero debes buscar la felicidad, la paz y la visión interior y luego se manifestará todo en el exterior, porque el mundo exterior es el mundo de los efectos; es el resultado de los pensamientos. Ten, entonces, pensamientos felices. Esta es la vía más rápida de atraer dinero a tu vida.

MEJORANDO LAS RELACIONES CON LOS DEMÁS


Nuestros deseos, pensamientos y sentimientos son muy importantes porque se manifiestan en el exterior. Pon atención a lo que haces, no sea que estés sembrando contradicciones con lo que quieres.
Cuando quieras atraer algo a tu vida, asegúrate de que tus acciones no contradigan tus deseos. Haz exactamente lo que  harías si tu deseo fuera una realidad. Actúa de modo que se refleje esa poderosa expectativa. De este modo estarás enviando una potente señal favorable al Universo. Por ejemplo, si quieres reconciliarte con un amigo actúa como si ya estuvieras reconciliado con él.

Eres responsable de ti mismo
En general, nadie puede pensar ni sentir por ti. Consiéntete, quiérete a ti mismo. De lo contrario, estarás emitiendo una mala señal vibratoria. Si te quieres, la Ley de La Atracción moverá todo el Universo, y en tu vida habrá personas que te aman y respetan.
Tú eres primero. Haz lo que te haga sentirte bien. Cuando te sientes bien y eres feliz das de lo mismo a chorros como algo natural.
Ámate a ti mismo. Para ello tienes que observar tus aspectos positivos. No todo es malo en ti. La ley de la atracción te mostrará más cosas bellas de ti. Automáticamente empezarás a amar a los demás.
Enfócate en lo que aprecias de las otras personas. Ama a todas las personas que puedas. Ese amor y dicha volverá a ti. Atraerás a las personas que te amarán y respetarán.

LA SALUD EN NUESTRAS MANOS


Sabemos que hay muchas enfermedades causadas por el estrés, porque nuestro organismo reacciona para hacernos saber que tenemos una visión desequilibrada. Para eliminar enfermedades, incluso las causadas por el estrés, podemos empezar dando gracias y amando, para disolver toda la negatividad de nuestras vidas.

La risa es capaz de curar
Es bien sabido que disminuye el  estrés. La risa y la felicidad disuelven la enfermedad en nuestro cuerpo. Es como si la enfermedad no pudiera subsistir en alguien que ríe.

Imagínate perfecto
No te enfoques en la enfermedad, ni hables ni escuches hablar de enfermedades. De lo contrario crearás más enfermedades en tus células. También estás invitando a la enfermedad cuando escuchas a otras personas hablar de enfermedades.
No empeores al enfermo hablándole de enfermedades, porque todo pensamiento desagradable pone algo malo en el cuerpo.
Al contrario, pensamientos más felices conducen a una recuperación más feliz. Nuestro cuerpo está diseñado para curarse, démosle una mano eliminando el estrés con nuestros pensamientos positivos.

Todo puede curarse
Tú te conviertes en lo que piensas. Puedes cambiar cualquier cosa en el mundo, incluso curar física o emocionalmente. Por eso, enfócate en la salud y en la juventud eterna. Podrás curar. Los pensamientos negativos no te sirven de nada; al contrario te perjudican.

EL SECRETO ESTÁ EN TODAS PARTES. ¿NO LO SABÍAS?


Tendemos a luchar contra todo lo que no queremos, pero sin saberlo causamos más lucha. No vale la pena luchar desesperadamente contra algo. No usemos la fuerza; eso sólo crea más resistencia. Si durante tu lucha piensas mucho en lo que no quieres, lo malo persistirá, porque durante tu lucha lo negativo rebotará contra ti mismo. Estarás aportando mayor fuerza y energía a lo negativo.
Si lo piensas bien, las abundantes malas noticias de los periódicos y televisores es lo que estamos pidiendo. La energía fluye donde va la atención. Esas malas noticias son el efecto de nuestra atención. Tu trabajo es fluir con el Universo y abundar en pensamientos positivos.
Tú puedes emitir sentimientos de amor y bienestar, a pesar de lo que esté sucediendo a tu alrededor.

La riqueza del universo
Hay suficiente para todos porque tenemos de sobra muchas cosas: ideas creativas, poder, amor, felicidad. Nuestra propia naturaleza es infinita. Tu mente es el poder creativo de todas las cosas.
La capacidad para pensar es ilimitada, por eso es imposible que haya escasez. Pero recuerda: puedes crear TU propia vida, no la de otros. Permite que los demás creen la vida que deseen.
Sólo tú mismo puedes conectarte con esa reserva invisible de riqueza a través de tus pensamientos y sentimientos positivos, no criticando ni quejándose. Más bien, bendícelo todo y a todos.
Alaba, bendice, incluso a tus enemigos, para disolver toda negatividad.  No maldigas a nadie, sino esa maldición volverá hacia ti y te perjudicará. Cuando alabes y bendigas con todo tu corazón, cambiarás de frecuencia y recibirás buenos sentimientos. Estarás preparado para centrar tu atención y energía en el amor, la confianza, la abundancia, la educación y la paz.

EL SECRETO DENTRO DE TI


Tú eres como una poderosa torre de transmisión que emite energía vibratoria en una determinada frecuencia, acorde con lo que piensas y sientes. Incluso las cosas que deseas también son energía vibratoria. Todo es energía.
Al pensar en lo deseado emites una frecuencia, provocando que la energía de lo que tú quieres vibre en esa frecuencia y lo atraes hacia ti. Repito: Tienes el poder de enfocar tu energía a través de tus pensamientos y de alterar las vibraciones de aquello en lo que te has enfocado, que a su vez se siente atraído hacia ti.
Cuando sientes esas cosas buenas que deseas, es porque están en buena sintonía con esa frecuencia, que hace que la energía de todas esas cosas vibre hacia ti y se manifiesta en tu vida.
Sí. Lo semejante atrae a lo semejante. Eres como un campo de energía que atrae otros campos de energía similares hacia ti.
Obviamente, tú no eres todo el campo de energía. Tú operas dentro de otro mayor. Tú y toda la energía existente no se crea ni se destruye. La energía sólo cambia de forma. Lo que quiero decir es que tu energía siempre ha existido y existirá. Nunca puedes dejar de ser. En realidad nunca mueres. Esta es una buena noticia.

La Conciencia Universal
Podemos conocerlo todo porque somos parte de la conciencia Universal que rige el Universo. Por todas partes no hay nada más que esa Mente única. Tú eres parte de ella.
Ese campo invisible, del cual formas parte, y que te provee, también es llamado Universo, Mente Suprema, Dios, Inteligencia Infinita. Eres vida eterna.  Eres Dios manifestado en ti, hecho para la perfección.
Todo ya está en la  Mente Universal en forma de posibilidades. Tú sólo tienes que sintonizar con ellas. Si tienes una necesidad, imagina y piensa en su realización. Sólo mantén tu atención en el resultado final, imagina que se cumple esa necesidad, invoca su materialización.
La llamamos Conciencia Universal porque todos estamos conectados. No hay un exterior ni un mundo interior. Todo está conectado. Somos un único campo de energía.
Nadie puede hacerte daño a menos que lo hagas tú mismo emitiendo  pensamientos y sentimientos negativos que te separan de esa armonía y amor absoluto.

No sigas quejándote de tu pasado
Si enfocas tu mente en lo malo que te ocurrió en el pasado, atraes más circunstancias difíciles hacia ti. No guardes rencor o culpes a alguien por algo que te ha sucedido. Sólo te estás perjudicando a ti mismo.
Si ves nada más que mala suerte, estás invocando esa mala suerte y seguro que te irá mal.
En vez de culpar al pasado, enfócate en lo que desean. Lo que no quieres desaparecerá y lo que quieren se expandirá.
Cuando te enfocas deliberada y positivamente en lo que quieres, empiezas a irradiar, buenos sentimientos. La Ley de la Atracción te responderá.
Di: “Yo soy…”, “Yo puedo…” para invocar la creación con una poderosa fuerza. Dilo con fe y el Universo seguirá tus órdenes.
Cuando pides, tu pedido es un hecho ya consumado en el campo espiritual del Universo. Cuando  concibes algo en tu mente, eso que concibes es un hecho, y no hay duda de su realización si continúas teniendo  pensamientos y sentimientos positivos.

Mantente consciente
Evita pensamientos descontrolados manteniéndote en estado de alerta,  es decir en ese estado consciente donde sabes lo que estás pensando en cada momento. Así tendrás poder.
¿Sabías que desde el momento en que te preguntas si eres consciente, eres consciente?

 

Sé consciente de que para atraer lo que queremos, hemos de transmitir amor. Enfócate en la presencia que hay en tu interior para que obtengas ese sentimiento de amor puro y de beatitud, que es la perfección. Esa presencia es tu verdadero Yo y, cuando la reconozcas, te estarás amando plenamente.
Para erradicar cualquier pensamiento negativo, enfócate en esa presencia interior siendo consciente. En otras palabras, “Recuerda recordar”.

COMO VIVIR NUESTRA VIDA


Tu misión en la vida no ha sido escrita. Tú mismo la escribes. Tu vida será como tú la diseñes en tu mente. Nadie te juzgará.
Tu meta primordial es sentir y experimentar felicidad; por eso búscala siempre, enfocándote en tu deseo de manera correcta y positiva. Luego espera con fe a que se manifieste.
Haz cualquier cosa que te haga feliz sin hacer daño a nadie. Esta felicidad hará que pronto tengas una lluvia de personas, circunstancias, y acontecimientos que mejorarán tu vida. Trata de aumentar tu felicidad interior que es lo mismo que sentirte mejor. Esto atraerá más felicidad.
Tu vida será diferente. La gente lo notará.

Tú eres grande
Hora ya sabes que El Secreto está dentro de ti. Es poder. Y cuanto más lo uses, más poder tendrás. Tu destino será la perfección, la sabiduría, la inteligencia, el amor, la felicidad.
Estoy seguro de que cada momento de tu vida, ha sido para prepararte y llegar a conocer El Secreto. Ahora ya sabes que tú mismo creas tu destino.