El feng shui funciona equilibrando y armonizando el chi o “energía vital”,que fluye en nuestras casas, patios y oficinas y a su alrededor. La teoría del Feng Shui dice que cada edificación recibe energía del ambiente circundante y que la energía circula dentro de su ambiente. La combinación de estas energías ambientales y sus características “es el estado chi” o salud energética de la edificación.